LÍNEAS DE TRABAJO
Recurrir a los verbos, palabras que denotan acciones, nos parece la mejor manera de describir nuestros trayectos de formación. En efecto, por su propia naturaleza, son palabras que logran vincular el razonamiento con la acción. La estructuración de cursos, reuniones y talleres sigue cinco líneas de trabajo, que se definen por verbos: leer, encontrar, planificar, gestionar, participar.
Leer textos y contextos en evolución: las propuestas facilitan el conocimiento y la profundización en los diversos contextos desde un punto de vista geográfico, histórico, político, además de literario y cultural. Están dirigidas a estudiantes, operadores, docentes y ciudadanos interesados en los temas de solidaridad internacional.
Encontrar a Otro y en Otro Lugar: las propuestas están encaminadas a acercar a jóvenes y estudiantes a la solidaridad internacional, y también a todos los ciudadanos interesados, favoreciendo el conocimiento de temas e instrumentos, la generación de encuentros con personas, instituciones y organizaciones que trabajan en el ámbito local e internacional. Incluyen experiencias de formación en aula y en campo.
Planificar Instrumentos y Significados: las propuestas están orientadas a fortalecer conocimientos y competencias de los operadores y diseñadores de iniciativas empleados en asociaciones, empresas sociales, instituciones educativas y organizaciones sin ánimo de lucro que organizan y gestionan proyectos de desarrollo tanto a nivel local como a nivel internacional.
Gestionar la complejidad: las propuestas se activan para mejorar la capacidad de los roles "directivos" en organizaciones (asociaciones, entes locales, instituciones) encargadas de la planificación, la gestión estratégica y la coordinación de personas, actividades y recursos.
Participar como ciudadanía activa: encuentros, exposiciones, festivales de cine y jornadas de estudio que representan oportunidades para detenerse, aunque sea por breves momentos, para hacer circular pensamientos y reflexiones. El conocimiento del Otro no sólo se construye con la participación en programas de formación, sino también a través del encuentro con diversas formas de expresión artistica.