Visión y Misión
En las últimas décadas el rostro del planeta ha cambiado profundamente: las relaciones internacionales, la comunicación, el trabajo, la política, la idea de participación, los consumos, han sufrido mutaciones y redefiniciones. También la modalidad de interacción con los países empobrecidos ha cambiado; la ayuda para el desarrollo representa sólo una parte de aquello que hoy se entiende por cooperación internacional.
Coherentemente con una visión del mundo capaz de interpretar las profundas transformaciones en curso a nivel global, el desafío de la solidaridad internacional es justamente promover la construcción de relaciones de confianza y de alianzas con partner de diversos territorios y comunidades, relaciones que permiten enriquecer la consciencia de las miradas fundamentales también para leer el propio territorio.
Las categorías de actores que hoy son llamadas a dar el propio aporte en la definición de una visión de la solidaridad internacional son numerosas: junto a las asociaciones y las ONG hay instituciones locales, mundo económico y académico, ciudadanos particulares y las numerosas expresiones en las que se manifiesta la sociedad civil.
Tener una actitud inclusiva, abierta al encuentro con un Otro y a sus necesidades es un imperativo también explicitado en la Constitución Italiana, que en el Art. Nro. 2 declara: “La Republica reconoce y garantiza los derechos inviolables del hombre, ya sea como individuo como en las formaciones sociales donde se desarrolla su personalidad, y requiere de la adecuación de los deberes inderogables de solidaridad política, económica y social”. Una solidaridad que sale de los límites nacionales y se extiende en el planeta entero.
Nuestra misión es:
  • FORMAR en la solidaridad internacional, el significado de lo que debe ser se actualiza continuamente a través de una cuidadosa INVESTIGACIÓN que sepa combinar las más avanzadas teorías con las prácticas;
  • Fomentar la CONFORMACION DE REDES de diferentes relaciones internacionales, facilitando el conocimiento entre los diferentes actores a través de un enfoque integrado y sistémico;
  • PROMOVER una cultura de la solidaridad, de la participación, de la discusión y del encuentro activo entre ciudadanos.